Segundo mayor proyecto inmobiliario de Chicureo se expande con plan de US$ 828 mills.

Tras 10 años en el mercado, lleva construidas mil casas, casi 10% de su capacidad. Sus socios ven un mejor escenario económico para el crecimiento de las ventas y por eso optaron por impulsar ese presupuesto.
Aunque en un momento del año pasado en el mercado comentaban que la demanda por casas en Chicureo, Colina, estaba floja, hoy pareciera estar tomando nuevos aires. Así lo admiten los socios del proyecto residencial Santa Elena, ligado a la familia Ábalos (de la inmobiliaria AGSA y su mayor accionista), Lorenzo Bitar, Hernán Somerville y el clan Irarrázaval.
Santa Elena, el segundo desarrollo inmobiliario más cuantioso de Chicureo después de Piedra Roja, se emplaza en cerca de 1.048 hectáreas de Zona de Desarrollo Urbano Condicionado (ZDUC) y tiene capacidad para 10.700 viviendas a edificarse en 40 años. En sus 10 años de existencia, tiene mil casas construidas y 112 hectáreas explotadas, faltándole por operar otras 246 ha del área más plana del lugar.

Los socios de Santa Elena están entusiasmados con las últimas cifras de venta que les dan como resultados crecimientos de 34% en el trimestre pasado, considerando un volumen anual de 150 unidades de entre 5.900 a nueve mil UF. En este contexto, definieron inversiones por US$ 828 millones para los próximos 20 años, lo que da un promedio de casi US$ 41 millones anuales en el período, ritmo superior a los US$ 30 a US$ 35 millones cada 12 meses que registraba a la fecha.

“Ahora vamos a entrar en un ciclo de desarrollo alto, por eso hemos aprobado este plan”, comenta Rodrigo Ábalos, director de AGSA. Añade que una de las inversiones más relevantes que concretaron es el enlace Santa Elena -por US$ 9 millones- que pasará sobre la Autopista Los Libertadores, agilizando el tránsito de automóviles en esa zona.

El presidente del directorio de AGSA, Rodrigo Alarcón, admite que el mayor optimismo que tienen se ampara también en las cifras de crecimiento más altas para la economía previstas para este año. Indica que “se aceleraron las velocidades de ventas en diciembre con el anuncio del enlace y vemos de parte de los bancos una mejor disposición a una mejor tasación, lo cual facilita los créditos hipotecarios a eventuales compradores”, agrega.

En Santa Elena, los desarrolladores inmobiliarios que construyen las casas son Siena, Avellaneda e Imsa-Adportas.

Además del Colegio Pumahue, que ya opera en la zona, los socios del proyecto evalúan incorporar un segundo recinto educacional y un supermercado. En tanto, a fines de febrero se inaugurará un strip center .